Conducta ética

Respetamos las diferencias culturales, la dignidad y los derechos individuales en todos los países en los que operamos.
BP respalda la convicción de que los derechos humanos son universales. Éstos están recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, que apoyamos. La Declaración establece las obligaciones de promover el respeto universal y de respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales para todos, sin distinción de raza, sexo, lengua o religión. La promoción y la protección de todos los derechos humanos es una legítima preocupación empresarial.

Nuestra actuación

En nuestras acciones y en nuestras relaciones con los demás:
  • Respetaremos las leyes.
  • Prometeremos sólo lo que podamos cumplir, adquiriremos únicamente los compromisos que tengamos intención de mantener, no induciremos a error a nadie deliberadamente y no consentiremos ni participaremos en prácticas de negocio corruptas o inaceptables.
  • Cumpliremos nuestros compromisos y obligaciones, trataremos a las personas según sus méritos y aportaciones, evitaremos la coacción y nunca haremos daño a nadie deliberadamente.
  • La satisfacción de nuestros clientes y de todos aquellos con los que hacemos negocios
  • Actuaremos de buena fe, utilizaremos los activos de la compañía sólo en beneficio del negocio de la compañía y no pretenderemos beneficios personales mediante abuso de nuestra posición en la compañía.
  • Esperaremos los mismos compromisos por parte de terceros que actúen directamente en nombre de BP.