BP y la publicidad

Aunque las primeras campañas de publicidad de BP no aparecieron hasta la década de 1920, algunas de las empresas que más tarde se unirían a BP fueron pioneras en la promoción de sus marcas, antes incluso del comienzo del siglo XX.

En 1899, la Standard Oil de Ohio (Sohio) puso en marcha una campaña para promocionar uno de sus productos en el mercado de la calefacción para el hogar, mostrando en sus anuncios acogedoras escenas familiares.
Con el comienzo del siglo XX, Castrol se convirtió en una de las primeras marcas en patrocinar competiciones de coches y de aviación.

"Run on and BP and put new life into your car"

Los primeros anuncios de BP en la prensa aparecieron en los años 20, en Inglaterra, en una época en la que todavía los automóviles eran considerados un pasatiempo para gente adinerada. BP destacó por cuidar al detalle la estética de sus anuncios, dirigidos a un público muy especifico y en los que se reflejaban el estilo de vida y los ideales de la clase alta, tales como el patriotismo y la fascinación por la vida en el campo.

En los años 30 y 40 los automóviles se convirtieron en un bien más asequible en Inglaterra y la publicidad empezó a buscar nuevos recursos estéticos para captar a los nuevos conductores, con anuncios que mostraban atractivos lugares a los que poder ir con sus automóviles, utilizando carburante BP.

También en esta época, y ante el éxito obtenido con los patrocinios de Castrol, se hicieron frecuentes los anuncios sobre competiciones automovilísticas y récords de velocidad logrados con productos BP.

En los años 50, después de la Segunda Guerra Mundial, se reintrodujo la gasolina de marca, lo que permitió a los talleres vender distintas marcas de carburante, abriendo así nuevas oportunidades para la publicidad. BP apareció por primera vez en la televisión en 1957, anunciando la gasolina de gama premium, BP Súper.

Durante los años 60 y 70, ante la enorme competencia entre estaciones de servicio, las grandes marcas comenzaron a ofrecer promociones y regalos para atraer clientes.

Con la llegada de los 80 la televisión acaparó toda la atención de la publicidad. BP aprovechó este tirón para lanzar algunos de sus anuncios más memorables, con celebridades como Stirling Moss, famoso piloto de carreras británico que se convirtió en el primer BP 'Superman' al anunciar BP Súper; o la campaña “For all our tomorrows”, en la que se destacaba cómo BP estaba aplicando toda la experiencia técnica, responsabilidad corporativa y respeto al medioambiente, para solucionar los problemas energéticos del futuro.

BP "On the Move"

En los 90, BP puso en marcha “On the Move”, una exitosa y llamativa campaña para dar a conocer los diferentes medios de transporte que utilizaban carburantes BP, en la que aviones, trenes, y camiones acudían a una estación de servicio BP. A lo largo de los años 90, BP recurrió también a grandes directores de Hollywood, como Ridley Scott, George Lucas o Steven Spielgberg, para producir célebres anuncios para la compañía.
En el año 2000, BP cambió su logo y presentó una nueva imagen de marca, que marcaba el comienzo de BP como una empresa energética global. Este cambio en la comunicación e imagen de BP fue muy positivo para la compañía y le ayudó a diferenciarse de la competencia.

A lo largo de los años, la publicidad de BP ha sido un reflejo de la evolución de la industria de la energía hasta nuestros días. BP ha destacado por diferenciarse de la competencia, con mensajes actuales y buscando constantemente nuevas formas para llegar mejor a los consumidores.