BP y los biocombustibles

BP está convencida de que un incremento significativo del uso de biocombustibles dentro del mix energético, producidos de manera responsable a partir de materias primas de origen renovable y de procesos cuidadosamente elegidos, ayudará a reducir significativamente los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y con efecto inmediato.

No estamos solos en esto – la Unión Europea se ha comprometido a reducir el total de sus emisiones un 20% por debajo de los niveles de 1990 para 2020. Una de las medidas con las que se espera conseguir esto es incrementando la cuota de participación de los combustibles renovables en el uso energético, incluyendo los biocombustibles, un 20% para 2020.

Estados Unidos planea incrementar la cantidad de biocombustibles que utiliza y pasar de 9.000 millones de galones en 2008 a 36.000 millones en 2022.

Los biocombustibles suponen un 3% de los combustibles para el transporte que se utilizan hoy, pero fácilmente pueden alcanzar el 30% o incluso más en 2050. Además, mejorando la seguridad de suministro energético y llevando a cabo innovaciones en los motores y mejoras en la agricultura, estamos convencidos de que pueden dar lugar a una reducción de emisiones  de CO2 en el transporte por carretera de un 20% o más.