1. Home
  2. Dónde estamos
  3. Refinería de Castellón
  4. Medio ambiente

Medio ambiente

Uno de los aspectos más importantes para BP es su compromiso con el medio ambiente

Refinería de Castellón

Uno de los aspectos más importantes para BP es su compromiso con el medio ambiente. De ahí que, constantemente, la compañía invierta en mejoras para que su actividad sea cada vez más respetuosa con el medio ambiente.

 

Todos los años se identifican y se gestionan nuevas medidas que tienen en cuenta aspectos esenciales como las emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs), el agua, los ecosistemas sensibles o las zonas protegidas.

A nivel local

Como ya hemos mencionado, desde la refinería de Castellón hemos realizado inversiones en tecnología medioambiental por valor de más de 200 millones de euros. Esta fuerte inversión nos permite contar con las últimas tecnologías en este campo.

 

Además, gracias a las inversiones realizadas en materia de eficiencia energética y a nuestros exigentes estándares de operación, consumimos un 15% menos de energía para nuestro funcionamiento que una refinería convencional equivalente, emitiendo así menos GEIs y, por lo tanto, disminuyendo la huella de carbono de la producción de nuestros combustibles. 

Periódicamente

Realizamos controles exhaustivos en los que se medimos las emisiones del aire, los niveles acústicos, comprobamos la correcta gestión de los residuos sólidos y analizamos la calidad del agua. Es a través de estas comprobaciones que se vigila todo el proceso productivo, hasta los productos finales, garantizando el cumplimiento de las normas medioambientales. Todos los focos de emisión de la refinería cuentan también con medidores de emisiones que están conectados en tiempo real con la Consellería de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana. 


Del mismo modo, realizamos controles, avalados por entidades como AENOR, para diferentes administraciones tanto locales como autonómicas y nacionales. Esto permite que los sistemas de calidad y gestión medioambiental estén certificados conforme a las normas ISO 9001 e ISO 14001. En esta línea, la refinería fue la primera del grupo en adaptar estos sistemas a la última versión de 2015 de ambas normas, demostrando, una vez más, estar a la cabeza en gestión ambiental.

 

Durante esta recertificación, la refinería también validó externamente la declaración ambiental de 2016 frente al reglamento voluntario del Sistema Comunitario de Gestión y Auditorías Medioambientales EMAS (por sus siglas en inglés).

EMAS

Es un sistema a través del cual las empresas, de forma voluntaria, evalúan y mejoran su comportamiento ambiental, y difunden la información relativa a su gestión medioambiental a través de una declaración ambiental verificada por organismos independientes. La refinería cuenta también con el diploma de bronce de la Comisión Europea a las organizaciones que llevan más de cinco años incluidas en el EMAS de la Comunitat Valenciana.

 

Uno de los últimos proyectos de la refinería en materia medioambiental se ha centrado en la implementación del BREF, un reglamento derivado de la directiva europea IPPC (Integrated Pollution Prevention and Control) para el control y prevención de la contaminación.

 

Se trata de un documento de ámbito europeo que recoge las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) de los diferentes sectores industriales (en este caso el refino).

 

Las MTDs se aprueban tras una rigurosa y exhaustiva recopilación de aquellas tecnologías aplicadas en las refinerías europeas con mejor rendimiento ambiental. Posteriormente, se establecen los límites de emisión asociados a las mismas, así como las condiciones operativas en los que estos deben aplicarse. 

 

Tras su aprobación, en octubre de 2014, el BREF concedió a las industrias de refino cuatro años para realizar las mejoras correspondientes y alcanzar los objetivos marcados en el mismo, garantizando así el tiempo suficiente para que transcurriera una parada general. La refinería de Castellón llevaba desde entonces trabajando e invirtiendo para cumplir con el BREF, que entró en vigor en octubre del año pasado. 

 

El BREF supone una reducción a la mitad del límite de emisiones de NOx y a un tercio del límite de emisiones de SO₂ de todo el complejo, además de reducir de forma drástica el límite de emisiones de partículas. Cumplir con los requisitos del BREF ha supuesto una inversión de casi 15 millones de euros y un esfuerzo de varios años que redundará, sin ninguna duda, en una mejora de la calidad del aire del entorno para el beneficio de la comunidad y del medio ambiente.

Materia Prima Vegetal

Otro hito destacable en materia de sostenibilidad medioambiental es la utilización de materia prima vegetal para producir biocombustibles de una calidad equivalente a la del producto derivado del petróleo. La refinería inició la transformación de materia prima vegetal en combustible de automoción de alta calidad en junio de 2016, el cual se ha convertido ya en un componente más en la formulación de los productos distribuidos desde la misma.