1. Home
  2. Dónde estamos
  3. Refinería de Castellón
  4. Operatividad e inversiones

Operatividad e inversiones

La refinería de Castellón cuenta con una capacidad de procesamiento de crudo de 110.000 barriles al día, equivalente a 6 millones de toneladas al año 

Refinería de Castellón

En Castellón destacamos por la fiabilidad y excelencia en nuestras operaciones, lo que se traduce en una disponibilidad de la planta superior al 98%, una elevada eficiencia energética y unos costes operativos muy competitivos. Todo ello nos sitúa como una de las mejores refinerías de BP y del mundo. 

 

Este liderazgo lo hemos logrado gracias a las constantes inversiones que realizamos. En los últimos 15 años, hemos destinado más de 1.200 millones de euros a la mejora de nuestros procesos e instalaciones en proyectos de expansión y modernización. De entre ellos, destacan la construcción de la unidad de coquización retarda, la esfera de propileno, los nuevos atraques en el puerto de Castellón y una nueva torre de vacío.

En los últimos 15 años, hemos destinado más de 1.200 millones de euros a la mejora de nuestros procesos e instalaciones

Refinería de Castellón

La unidad de coquización (Coker) se puso en marcha en febrero de 2009 con una inversión de 310 millones de euros, permitiendo reducir los excedentes de fuelóleo pesado de bajo valor, transformándolo en carburantes de automoción como el diésel. Además, en el proceso también se puede obtener coque, una materia muy demandada por la industria cementera y del aluminio. 

 

En diciembre 2012, y tras una inversión de más de 50 millones de euros, abríamos los dos puntos de atraque ubicados en la Dársena Sur del Puerto de Castellón, un proyecto que nos ha permitido cargar barcos de hasta 115.000 toneladas, incrementando la disponibilidad operativa de la planta y la seguridad de las operaciones marítimas.

Refinería de Castellón
Respecto al proyecto de construcción de la esfera de propileno, éste arrancó a finales de 2014 con una inversión de 18 millones de euros. Esta instalación nos permitió distribuir este gas licuado por barco eliminando el transporte por carretera a través de camiones cisterna, lo que supuso una mejora en seguridad y una optimización de costes, al tiempo que abrió el comercio internacional.

El último gran hito de la refinería de Castellón ha sido la ampliación de la torre de vacío

Refinería de Castellón

El último gran hito de la refinería de Castellón ha sido la ampliación de la torre de vacío. Con una inversión superior a los 100 millones de euros, este proyecto es clave para la estrategia de la refinería y garantiza nuestra sostenibilidad a largo plazo, ya que nos permite maximizar la recuperación de destilados (diésel y gasoil de vacío) e incrementar la utilización en las unidades de Vacío y Coker. 

 

A esta fuerte inversión hay que sumar las realizadas en tecnología medioambiental que la refinería lleva haciendo desde el año 2000 por valor de más de 215 millones de euros, únicamente en protección ambiental sin incluir las inversiones en cogeneración, optimización de la energía y mejoras ambientales en el producto final. 

 

En este campo destaca la construcción del almacén de coque en la dársena sur del puerto de Castellón. Con una superficie de 15.800 m2 y una capacidad en torno a las 50.000 toneladas, supuso una inversión de 14 millones de euros. Este almacén posibilita la segregación de distintos grados y mezcla de coque maximizando la flexibilidad para aprovechar así todas las oportunidades comerciales. Su cercanía a la refinería permite ganar competitividad y reducir costes de transporte. Además, representa un gran avance ya que nos permite comercializar coque con la máxima seguridad y protección ambiental.

 

Inversiones aparte, en la refinería de Castellón destacamos por ser un centro de referencia a nivel de seguridad, con una política de cero accidentes, excelencia operacional y total protección al medio ambiente.