Comunicado

Ciudad de México. Luego del accidente ocurrido en el año 2010 en la plataforma Deep Water Horizon,  BP analizó y  estudió de cerca el tema durante los últimos ocho años en coordinación con organizaciones gubernamentales e instituciones privadas mexicanas y estadunidenses. BP cumplió con todas sus obligaciones legales y respondió de forma transparente a las demandas comprobadas de afectación.

Reiteramos nuestro compromiso ineludible con el cumplimiento de las leyes y obligaciones legales que tenemos en todos los países en donde operamos.