BP presenta el BP Statistical Review de 2015

Fecha: 15 julio 2015

BP ha presentado hoy, en Madrid, su informe mundial sobre mercados energéticos

• Luis Aires, presidente de BP España, ha presentado esta mañana los resultados del BP Statistical Review of World Energy 2015, en un acto con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

• España redujo su consumo el 0,7% respecto al año 2013, situándose en el nivel más bajo desde el año 2001 pero lejos del descenso experimentado en la UE (-3,9%), que fue la zona donde más cayó el consumo de energía en 2014.

• A nivel mundial, el consumo de energía primaria apenas creció el 0,9%, la cifra más baja desde 2009, pero se han registrado profundos cambios en el papel de actores como China o EEUU.

Madrid, 14 de julio de 2015. BP ha presentado esta mañana los resultados del BP Statistical Review of World Energy 2015, el informe mundial sobre mercados energéticos que elabora anualmente la Compañía. La presentación, que ha tenido lugar en Madrid en la Torre de Cristal, ha corrido a cargo de Luis Aires, presidente de BP España y ha contado con la intervención de Alberto Nadal, secretario de Estado de Energía.

España estabiliza su consumo energético

El Statistical Review 2015 desvela que el consumo de energía primaria en España se ha estabilizado en el año 2014, con apenas una reducción del 0,7% respecto al año 2013 y después de la fuerte bajada que se registró del 2012 al 2013.
Aunque el mix energético español no sufrió fuertes cambios durante 2014, dado que el petróleo siguió siendo la principal fuente de energía con el 44,7%, sí que se han producido algunas variaciones interanuales dentro de las fuentes de energía primaria en España.

Así, el consumo de gas natural se redujo en un 9,3%, aunque sigue siendo la segunda fuente dentro del mix energético con el 17,8%. En contra de la tendencia europea, el carbón aumentó su consumo un 5,1%, representando el 9% del mix español. Por último, las energías renovables han detenido su avance de los últimos años, reduciendo su consumo el 1,4% y manteniendo el 12,1% de cuota por encima del peso que éstas representan en la UE. La energía hidroeléctrica, que en 2014 aumentó su consumo en España el 6,5%, supone el 6,7% en el mix energético en nuestro país.
En el capítulo de la producción de energía en España, aunque se mantiene la alta dependencia energética del exterior,  destaca el incremento del 32,2% en la producción de biocombustibles, que ha pasado de 709.437 toneladas equivalentes de petróleo a 937.896, siendo el 4º país productor de biocombustibles dentro de la UE por detrás de Alemania, Francia y Holanda. Pese a este incremento, aún está lejos del récord alcanzado en 2010, cuando se produjeron 1.267.362 toneladas equivalentes de petróleo.

UE, más eficiencia y menor consumo

La estabilidad española contrasta con la bajada en la zona de la UE, cuyo consumo energético disminuyó el 3,9% respecto al año 2013. Este descenso ha sido mayor al de cualquier otra región del mundo alcanzando su nivel más bajo desde el año 1985. Aun así, el consumo de energía en la UE representó el 12,5% del total mundial.
A esta caída han contribuido la mejora en la eficiencia  -con la caída de un 5,2 % en la intensidad energética* hasta un nivel no visto desde 1970-  y el suave invierno de 2014  -que contribuyó a reducir el consumo de gas natural en un 11,6% y el de carbón un 6,5%-.

La reducción del consumo de gas natural estuvo acompañado de un fuerte descenso en las importaciones de esta fuente (-8%), en especial de las procedentes de Rusia, que cayeron el 11,6%, afectadas por el conflicto con Ucrania y las tensiones entre la UE y Rusia. Como consecuencia de esto, el déficit de energía primaria de la UE se redujo un 5,9%.
Pese a la caída general del consumo de energía en la UE, las energías renovables aumentaron su consumo en la zona en más del 8,2% y representan ya el 7,4% del mix energético de esta región.

En este sentido, el mix energético de la UE queda representado por el petróleo (37% del consumo total de la UE) que continúa siendo el combustible dominante, seguido del gas natural (22%), el carbón (17%), la energía nuclear (12%), las renovables (7%) y la energía hidroeléctrica (5%). 

Por otro lado, en lo que respecta  a la producción de energía en la UE, ésta se redujo un 1,4% respecto al año 2013 hasta 750 Mtoe** (el nivel más bajo desde 1981). La energía nuclear continúa siendo la principal fuente de producción, representando un 26% del total. Las energías renovables continúan con su particular ascenso, alcanzando un 16%, mientras que los combustibles no fósiles supusieron un 55% de la energía doméstica, la mayor cuota registrada hasta el momento.

Por último, las emisiones de CO2 procedentes del uso de energía cayeron en la UE un 5,4%, situándose al nivel más bajo desde 1968. Frente a esta bajada, España redujo sus emisiones solo un 0,7%, posiblemente debido al incremento en el uso del carbón.
* Intensidad energética = cantidad de energía necesaria por unidad del PIB.
** Para la comparación de diversas fuentes de energía se han igualado las cifras de cada energía a toneladas equivalentes de petróleo.

A nivel mundial, un año de cambios

A nivel mundial, en 2014 el mercado de la energía ha estado sometido a importantes cambios que terminaron con la calma de los años anteriores y que han tenido efectos sobre los precios, el mix global de combustibles y las emisiones mundiales de dióxido de carbono.

Entre los cambios más importantes en el 2014 cabe destacar:
  • El afianzamiento de las fuentes no convencionales en EEUU, que le han permitido aumentar la producción de petróleo en 1,6 millones de barriles diarios (el 15,9%), el mayor incremento anual de la historia de EEUU. Actualmente, EEUU supera a Arabia Saudí como primer productor mundial de petróleo y a Rusia como mayor productor mundial de petróleo y gas. Actualmente, la producción doméstica de energía en EEUU cubre el 89% de sus necesidades y las importaciones de petróleo y gas han caído a su nivel más bajo desde 1985 y 1986 respectivamente.
  • La desaceleración en el crecimiento del consumo de energía en China que aumentó solo el 2,6%, su punto más bajo desde 1998. Esta situación es consecuencia de un reequilibrio de su economía, alejándose de los sectores con mayor uso intensivo de energía, como el acero, el hierro y el cemento, y centrando su patrón de crecimiento en sectores más orientados a los servicios. Pese a ello, China sigue siendo la economía con el mayor incremento mundial en el consumo de energía primaria por 14º año consecutivo -representa el 23% del consumo mundial- y, tras el giro hacia las fuentes no convencionales de EEUU, China sustituyó a EEUU como mayor importador neto mundial de petróleo.
  • Un tercer factor que influyó en el mapa energético de 2014 a nivel mundial fue la atención continua sobre los problemas medioambientales y climáticos. Esto supuso el anuncio de un gran número de medidas regulatorias en China y en EEUU.
Estos tres factores actuaron en los mercados mundiales de energía durante el año pasado y han tenido efectos sobre algunas de las cifras o tendencias más destacadas.

Así, pese a que el PIB mundial creció en cifras similares a las del año 2013 (+3,3%), el crecimiento del consumo de energía primaria fue de tan solo un 0,9%, la menor tasa registrada desde finales de la década del 1990.
En cuanto al mix energético mundial, el consumo de todos los combustibles creció hasta alcanzar niveles récord en todos sus tipos, exceptuando la energía nuclear. 

Así, el petróleo continúo siendo el principal combustible del mundo representando el 32,6% del mix energético aunque perdió cuota de mercado por 15º año consecutivo. Por su parte, se observó un estancamiento del crecimiento del consumo de carbón (0,4%) debido al cambio de tendencia en la economía productiva china y un débil crecimiento mundial del gas natural (+0,4%) debido a una caída de consumo gracias al invierno suave en Europa durante 2014. Por otro lado, las energías renovables fueron las que crecieron con más rapidez y representaron un tercio del incremento total del uso de energía primaria durante un año en el que el crecimiento del consumo de este tipo de energía se ralentizó. Aun así, solo representaron el 3% de la energía primaria 
En 2014, se produjo una drástica caída de los precios del petróleo a nivel mundial en gran medida impulsada por la fortaleza del suministro a medida que la extracción en países no miembros de la OPEP batía récords de crecimiento, en tanto que los  países de la OPEP decidían mantener sus niveles de producción para mantener su cuota de mercado. También cayeron los precios del carbón a nivel global. En lo que respecta al gas, éstos cayeron en Europa, se mantuvieron estables en Asia y aumentaron en Norteamérica.

Otro hecho destacable fue el débil crecimiento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono por el uso de energía, que lo hicieron solo en un 0,5%, el ratio más bajo desde 1998, debido en gran parte a los cambios en el patrón de crecimiento económico chino.

Para información sobre el BP Statistical Review of World Energy 2015

El sitio web recoge todas las tablas y gráficos incluidos en la última edición impresa más una serie de elementos extras, que incluyen:
  • Datos históricos desde 1965 para diversas secciones.
  • Datos adicionales sobre el gas natural, la hidroelectricidad, la energía nuclear, la electricidad y las renovables.
  • Una calculadora conversora de petróleo, gas natural y GNL.
  • Versiones en pdf y presentaciones con diagramas, mapas y gráficos, además de un Excel con los datos.
  • Hojas informativas regionales.
  • Vídeos y discursos.

Documentación

Más información:

BP
Comunicación y Relaciones Institucionales
Nombre: Rosa Mª Gutiérrez
Correo electrónico: Bp.comunicacion@bp.com
www.bp.com.es
www.castrol.com/es

Otras noticias de interés